World Clocks

lunes, 18 de mayo de 2009

Chau Mario.


No voy a negar que estoy bien jodido. Recuerdo a un viejo vecino que solía decir que cada muerte de una persona arrastra a la de otras siete. Si bien la razón me permite comprender lo factible de esta lúgubre estadística, cuando ésta toma forma en nombres y apellidos conocidos, queridos y admirados, el pesar, la rabia y el desconsuelo me cogen la garganta y no me sale la voz del cuerpo, aunque mi cabeza y mi corazón griten como si me desangrara vivo.


Más temprano o más tarde la muerte siempre mueve ficha; y pretende con ella acabar la partida. Aunque algunos jugadores saben hacer su partida como auténticos maestros y en ese paréntesis que es la vida, saben dejar la ficha del recuerdo, que es la que la muerte no puede borrar. Por eso la muerte, en el fondo es una amargada, porque sabe que no puede acabar con todo.


Como dice Galeano en el libro de los abrazos, recordar, procede del latín re-cordis, que significa volver a pasar por el corazón. Así, las palabras, el pensamiento y la vida de Mario Benedetti han quedado prendidas en mi corazón y en el de muchas personas. Y es tanto el recuerdo y tanta la vida repartida que más le valdría a la muerte plantearse cambiar de oficio. O si quiere seguir teniendo sentido, quizás le traiga mas cuenta cebarse con todos los maltratadores y dictadores que sobran de este mundo y a quienes no recordaremos.


La muerte se lleva a Mario Benedetti, y me ha dejado bien jodido, pero acuñando un verso que Mario dedicó al poeta salvadoreño Roque Dalton, me río recordándolo, porque ahora la muerte, “a esta altura no sabrá qué hacer con tanta vida”.

6 comentarios:

dezaragoza dijo...

Excelente el verso escogido. Grande. Nos deja un genio pero nos quedan sus genialidades.

Chencho dijo...

Gracias por tu comentario, volveré por aquí!

Cris dijo...

Y tengo otra estadistica:

Hace poco, haciendo tests par el teórico de la autoescuela, me salió en uno que cada mnuerte de una persona afecta más o menos directamente a 100. Imagínate la proporción en este caso.
Me ha encantado la frase final, un gandísimo ejemplo.

Besos, y siento hber tardado tanto en venir, no he estado mucho por aquí eta semana.

Sâddha dijo...

Hola dezaragoza y Cris, es que Benedetti, fue un iluminado capaz de crear versos para todas las circunstancias. Su legado nos permitirá cargarnos de energía para hacer de este maltrecho mundo otro mundo posible.
Y Cris, tu nunca llegas tarde, si ya te he dicho que me haces mucha compañía en muchos sentidos...

Chencho, ven cuando quieras, eres bien recibido.

Gracias por vuestra visita y vuestra compañía.

Anónimo dijo...

De verdad te gusta este color de tu blog? no te duelen los ojos? me gusto lo que escribes!

Saludos.

Paula.

Sâddha dijo...

Hola Paula, para nada me gusta el color del blog, pero ni este ni las posibilidades de colores que presenta blogger, de hecho lo he cambiado numerosas veces por, como dices tú, terminar con dolor de ojos. Tengo pendiente aprender a cambiar la plantilla y conocer otros recursos de plantilla de fondo, pero de momento mis conocimientos son bastante limitados como puedes comprobar por el resultado. Se agradece tu sinceridad y me alegro de que te gustara lo que escribí, pues salió de mi sincera admiración por Benedetti.
Un gusto encontrarnos. Hasta otra.