World Clocks

lunes, 30 de enero de 2012

Reorientando.

En la última semana he sido visitado al igual que a unas cuantas miles de personas, por un virus gripal que me ha dejado unos días en la cama y las fuerzas a la mitad. A pesar de todo no me puedo quejar, pues este año estoy tomando un tratamiento homeopático para fortalecer mis defensas y esto ha hecho que el ataque viral no haya sido del todo arrasador, no obstante eso no me ha librado de pasar, como digo, unos días vagando de la cama al sofa y viceversa, con fiebre, dolor en todo mi cuerpo y con una desgana existencial como leitmotiv. El sábado por la noche me encontré mejor y comenté con mi familia la posibilidad de aprovechar el domingo si el tiempo lo permitía y mi salud igualmente lo aceptaba para salir al campo a dar un paseo, comer algo y en definitiva recargar las pilas con algo tan sencillo pero a la vez tan auténtico como es el contacto con la naturaleza. Así, el domingo amaneció con un día brillante, algo frío aunque en el sol se estaba muy cómodo y mi salud iba en cierta mejoría por lo que ni cortos ni perezosos cogimos algo de comer y llamamos a dos amigas y hemos pasado un precioso día en una buenísima compañía, charlando de temas vanales, de temas más serios, riéndonos a ratos y estando en silencio en otros momentos; impregnándonos de la fuerza que da la naturaleza y aprendiendo esa lección que la madre tierra nos da continuamente en silencio con su simple presencia, que la vida es sencillamente bella y bellamente sencilla y que todos los enredos y miserias con que nos complicamos la existencia son simple producto de las vanidades humanas.



Por la noche, ya de regreso en casa, después de cenar tuve la suerte de pillar de casualidad un programa en donde entrevistaban a Jose Luis Sampedro; y escuchar la sabiduría de este hombre me pareció un magnífico broche a un precioso día y de esta manera dar un buen cierre a mi proceso gripal y reencontrarme con la dicha de estar sano y activo.
Como no puedo compartir por aquí las gratas sensaciones del día de campo pero si que he encontrado la entrevista, la dejo y recomiendo escucharla y disfrutarla porque creo que al igual que la vida, son palabras sencillas pero que encierran una gran belleza, la belleza de la verdad.



No hay comentarios: